Cultura libre en Costa Rica (o por qué el movimiento Creative Commons puede funcionar en la música costarricense)

Estándar

La escena musical costarricense tiene una idiosincracia bastante peculiar, bastante diferente de la de otros países. Es más colaborativa, más abierta y menos enfocada en el marketing que en otras latitudes. Si se les invita a hacerlo, no tienen problema en hacer su música abierta al público, en convertirla en la llamada cultura libre.
Ahí es donde entra el movimiento Creative Commons. Consiste en una plataforma legal para que los artistas puedan otorgar permisos a los usuarios que el sistema de copyright impediría por defecto. El movimiento Creative Commons brinda una serie de licencias que permiten la distribución gratuita de las obras a cambio de citar apropiadamente al autor original. Sin embargo, no termina ahí: el autor puede quitar o poner permisos adicionales, como si se puede usar el trabajo con fines comerciales o no, o si se pueden hacer o no trabajos derivados, o si dichas derivaciones deben distribuirse con la misma licencia libre (copyleft) o no. Incluso hay una licencia que permite usar la obra para cualquier fin excepto anunciar otros productos. Por variedad nadie se puede quejar.
Ahora bien, ¿por qué digo que es posible que un modelo donde la música se pueda distribuir en forma gratuita (o libre, según decida el artista) pueda funcionar y triunfar en nuestra escena? Continuar leyendo