Un plan para poner el autohospedaje en el mapa

Estándar

Tengo un plan sencillo, pero bien poderoso, para poner las redes sociales libres autohospedadas (y demás aplicaciones libres online) en el mapa, como se merecen. ¿Alguien ha visto que, cuando a uno le ponen internet de banda ancha en la casa, le ponen un router? ¿Han oído hablar de estos miniservidores de menos de $100, que se pegan al tomacorriente y permiten montarles aplicaciones web? ¿Y qué me dicen de las nuevas redes sociales libres y federadas, que permiten conectar instancias de diferentes servidores? Pues bien, si alguna empresa de internet tiene la vivacidad de ponerse a innovar, acá le paso un volado recontrainnovador: un paquete que incluya la conexión a internet, un miniservidor con router integrado, y una dirección personalizada DNS que el usuario utilizará para conectarse remotamente a su miniservidor. Obviamente, el servidor vendrá precargado con algunas aplicaciones libres:

  • Blog de WordPress
  • Red social vía Status.Net, Diaspora o Friendika Friendica (si se ponen de acuerdo, entonces adiós Facebook y adiós Twitter)
  • Correo con interfaz web RoundCube (adiós webmail)
  • Lector de feeds NewsBlur o Brief (adiós Reader)
  • Un servidor de mensajería XMPP (adiós Messenger)
  • Firefox Sync para los marcadores
  • SyncAny para archivos (adiós Dropbox… si sacan versión para Windows)
  • EtherPad para redactar textos en forma colaborativa (¿adiós Docs? Con un poco de esfuerzo, talvez)
  • Quizá un MediaWiki para, bueno, una wiki personal
  • MediaGoblin para galerías de arte en línea (si progresa más, entonces adiós DeviantArt, adiós YouTube, adiós Picasa y adiós Flickr)
  • Apertium para traducir (adiós Translator… bueno, dependiendo del idioma)
  • YaCy y/o Seeks para indizar la red y hacer búsquedas (con suficiente poder de búsqueda, ¡adiós Google!)
  • Y para rematar, Tor para navegar seguro

Como se puede ver, hay muchísimos usos que un miniservidor puede darle a una persona. Tantos, que si todo mundo usara el servidor con la lista de software arriba citada, bien se puede dejar de depender de cualquier empresa para la navegación diaria. Y una empresa puede brindar ese avance con algo de iniciativa. De hecho me da la idea de pedir un DNS y comprarme yo un miniservidor para montarme todo eso…

La metáfora del vegano

Estándar

Voy a proponer una metáfora. Había una vez un vegano que se unió a un club vegetariano, porque era lo más parecido a un club vegano que podía encontrar. Empezó a notar que los vegetarianos apoyaban y permitían algunas cosas que no haría, por contradecir su filosofía vegana. Por ejemplo, ocasionalmente pasaban recetas con huevo, productos lácteos y miel, y nada decían sobre el uso de pieles, cuero, marfil, seda o lana.

Pero era porque los vegetarianos eran pragmáticos; saben bien que una dieta vegana es difícil de mantener sin grandes sacrificios, y un estilo de vida vegano, pues mucho más. El vegano de nuestra metáfora, por otra parte, era un ético: sus mentores morales dejaban claro que el respeto a la vida era mucho más importante que la propia comodidad, y con dicho tesón lo practicaba en su vida diaria. Y como es lógico, así lo predicaba a sus compañeros vegetarianos. Muchas veces los exhortó a no hacerse de la vista gorda con los derivados animales, a sacrificarse y dar el ejemplo a la sociedad; los vegetarianos le dijeron que semejante estilo de vida era impracticable para ellos, y esperar que hicieran lo mismo era propio de un fundamentalista. El vegano, decepcionado de no poder convertir a los vegetarianos a su estilo de vida, decidió abandonar el club y seguir predicando su estilo de vida en solitario.

Pues bien, algo parecido sucedió hoy. El vegano de mi metáfora es un fiel seguidor de la ideología tecnológica del libertario Richard Stallman, y los vegetarianos son la Red Costarricense de Software Libre y la Comunidad de Software Libre de la Universidad de Costa Rica. El motivo de la discordia fue que estos grupos recomiendan distribuciones que permiten instalar partes no libres, cosa que es anatema para la Free Software Foundation, presidida por Stallman. Mientras que la FSF insiste que la libertad de elección no es libertad al permitir privarse de la misma, la Open Source Initiative, una iniciativa que apoya el software libre (pero no exige su exclusividad), aboga que, al contrario, privarse voluntariamente de tecnologías disponibles para su uso gratuito es privarse de libertad.

Hasta luego, estimado defensor de la libertad. Espero que te vaya bien en solitario, y espero que no te enemistes con nosotros más de lo que ya estás. De hecho, deseo poder llegar a ser como tú; anhelo vehementemente el día en que podamos saltar a la libertad que defiendes tan tenazmente, pero el momento para dar ese salto no nos ha llegado aún. Por favor, sigue velando para que ese día nos llegue pronto.

¿Qué tal un sitio de streaming de radio con formatos libres?

Estándar

Algo que he notado es que, en muchas radios nacionales, el stream online depende de las versiones no libres de Flash y Silverlight, lo que las hace imposibles de escuchar con distribuciones puramente libres como Trisquel. Sin embargo se pueden escuchar por radio analógica, ¿cierto? Eso me da una idea. ¿Qué tal si montamos un sitio que convierta esas ondas radiofónicas en un stream compatible con tecnologías libres? Es cosa de tomar un radio barato, sintonizarlo a X emisora, y pegarlo a una tarjeta de audio para luego convertirlo a un stream en formato Vorbis y transmitir. Lo que hay que tomar en cuenta es, entre otras cosas:

  • La calidad de la señal de radio analógica, y cómo ubicar los receptores para maximizar dicha señal
  • La máxima cantidad de receptores que pueden pegarse a una tarjeta de audio, así como la máxima cantidad de tarjetas de audio que pueden pegarse a una computadora, y cuántas pueden ser manejadas en forma efectiva por la misma
  • El costo del hardware requerido
  • Qué tan legal es retransmitir señales públicas de radio vía la red de redes

Para este proyecto, lo más recomendado es que se lo encomendemos a la Universidad de Costa Rica, que actualmente está migrando a una plataforma de software libre y puede poner servidores a disposición del proyecto. ¿Qué opinan al respecto?

En un mundo paralelo, la FSF saca versión ultra-libre de gNewSense

Estándar

(Advertencia: Este artículo no es real, simplemente se limita a divagar sobre qué sucedería en un futuro medianamente cercano)

La Free Software Foundation anunció esta semana el lanzamiento de una nueva versión de su sistema operativo libre, denominada gNewSense Purity. El sistema, basado en el núcleo Linux-Libre, está compuesto exclusivamente por software libre, al igual que su proyecto originario, pero lleva el cuidado de la libertad de los usuarios un paso más allá.

gNewSense GNU/Linux fue un importante paso en la defensa de la libertad de software, pero poco o nada hacía por defender otras libertades. Por ejemplo, la versión por defecto de gNewSense incluye decodificadores que, aunque libres, implementan algoritmos patentados. Y ni qué decir de las obras con derechos de autor”, comentó Ignacio Leiva, uno de los desarrolladores. “Así que nos dimos a la tarea de crear una versión que respetara también esas libertades.”

Además de los cambios que realizan las distribuciones avaladas por la FSF (que, entre otras cosas, le quitan soporte a ciertas marcas de hardware y sitios web, que dependen de tecnologías no libres), gNewSense Purity implementa aun más cambios. El soporte para formatos patentados, como Flash, MP3, .NET, Microsoft Office y Photoshop, ha sido totalmente removido. Varios programas (como LibreOffice) han sido recompilados, mientras que otros (como Wine, Gnash, y OpenJDK) han sido removidos de los repositorios.

Sin embargo, el cambio más controversial ha sido el cortafuegos FreedomField. Este programa, basado en Tor y Yay-C (una versión en C del buscador distribuido YaCy), bloquea por defecto el acceso a la Internet abierta, filtrándolo de tal forma que sólo se muestre contenido considerado como cultura libre. “Varios sitios son automáticamente redirigidos a sus alternativas libres”, explica Leiva. “Last.FM, por ejemplo, es reemplazado con Libre.FM Plus, que garantiza que la discografía completa de todos sus artistas tiene licencia libre. Wikipedia es filtrada para eliminar las imágenes no libres, y el logo es reemplazado para evitar la marca registrada de Wikimedia. Estamos casi listos con reemplazos para Facebook, YouTube, Twitter y los diversos servicios de correo y mensajería, estos últimos mediante un servidor que configure el propio usuario como es el caso de la FreedomBox”, añadió. El programa incluso ofrece la posibilidad de bajar el nivel de bloqueo, para acceder a páginas como la de la propia FSF, cuya restricción para modificar sus ensayos sobre la ética del software libre la expulsa, paradójicamente, de su propio sistema operativo.

gNewSense Purity está ya disponible, pero de momento es compatible solamente con computadoras Lemote Yeelong. “Un sistema operativo realmente libre requiere hardware libre”, indica Leiva. “Agregaremos soporte para otras máquinas libres en cuanto salgan al mercado”, comentó.

Entre los planes futuros para Purity se encuentra un programa que detecte automáticamente todos los archivos no libres del sistema del usuario, ya sea por su formato o su licencia, y le solicite convertirlos de formato o eliminarlos según el caso.

Mensaje de un libertario en el SFD

Estándar

Dedicado con más sarcasmo que cariño al Troll Oso Cerdo, amo y señor de la erística antilibertaria.

Gracias por venir a este festival. Esperamos que disfrute este disco de software libre. Sin embargo, tengo la obligación moral de quitarle varias vendas de los ojos.

Quizá no lo haya notado, pero el sistema ha creado múltiples formas de restringir la libertad de las personas. El software no libre, que forma parte del sistema de monopolio intelectual, es una de ellas. Aunque todo el mundo lo usa, lo hacen ignorando que usarlo les priva la libertad: no les permite saber cómo funciona por dentro, los castiga si intentan compartirlo, y los espía sin su consentimiento. Sin embargo, hay una forma de escapar a esa privación. Debo advertir, empero, que ese camino es tortuoso y requiere de grandeza de ánimo.

Sí, deberá dejar de usar los programas y formatos que solía usar. Deberá exigir, de forma razonable pero inflexible, que todos los documentos y multimedia que reciba estén en formatos libres, o privarse de ellos y afrontar con valentía las consecuencias.

Sí, deberá privarse de la mayoría de sitios de Internet, que no respetan su libertad al usar o recomendar tecnologías no libres. Además deberá cortar comunicación con todas las personas que se nieguen a dejar de utilizarlos y pasarse exclusivamente a alternativas libres.

Sí, es muy probable que deba destruir su computadora y celular actuales, y reemplazarlos por alternativas técnicamente inferiores, pero infinitamente superiores en libertad.

Y el software no libre no es la única privación de libertad que hay. Los monopolios intelectuales incluyen también las marcas registradas, los derechos de autor y las patentes. Son tan pervasivas que a toda idea pensada automáticamente se le impone alguno de estos monopolios. El arte, antes libre, ahora sufre de cadenas que impiden compartirla y modificarla, a veces incluso mediante mecanismos de software no libre como el DRM. Sin embargo, al menos para los derechos de autor, hay una alternativa: la cultura libre en formatos libres.

Sí, eso implica que deberá dejar de seguir a sus artistas favoritos. Es más, deberá boicotearlos hasta que sus obras sean libres.

Sí, eso significa que, además de los sitios que usan o apoyan tecnologías no libres o patentadas, deberá rechazar aquellas que, aunque libres, promuevan o incluyan cualquier tipo de obra no libre.

Sí, eso significa que la televisión, la radio, los periódicos y demás medios de comunicación que usa a diario, deberá rechazarlos y reemplazarlos por alternativas libres.

Sí, también deberá dejar de usar cualquier producto que esté patentado o use marcas registradas.

Comprendo que este camino parece doloroso para quien no aprecie realmente su libertad. Pero ahora que lo sabe, tiene el deber de elegir. ¿Seguirá con su vida tal como va, sabiendo que sacrifica su libertad con cada privación que se niega a aceptar, o seguirá el camino de la libertad?

Espere, ¿a dónde va?

Comprendo… ese siervo ya hizo su decisión. El sistema le ofrece comodidad a cambio de su libertad. Y no dejará esa comodidad, pase lo que pase…

¿Un reproductor multimedia completo para Linux?

Estándar

Una de las cosas que peor me cae de las distribuciones Linux (técnicamente Linux+GNU, pero ahí me entienden) es el hecho de que tengan distintos programas para reproducir música y reproducir video. iTunes y Windows Media Player han puesto todo junto durante años, y les funciona. Pero los desarrolladores de software libre insisten ciegamente en la filosofía Unix: «Un programa debe hacer una sola cosa, y hacerla bien». Evidentemente eso último no lo han logrado. Este año, al menos cada mes ha salido un nuevo reproductor «multimedia» para plataformas Linux (donde «multimedia» está entre comillas porque significa que reproducen música pero no video, por paradójico que suene). Por citar ejemplos: Beatbox, Exaile, Listen, Clementine, Prague, DeadBEEF, gMusicBrowser, Tomahawk; más veteranos, XMPP, Audacious, Rhythmbox, Amarok, y el liviano pero algo arcaico MPD. Todos los anteriores rechazan agregarle soporte ad portas, y aunque igual hay reproductores multiuso, cada uno tiene sus fallos: Banshee es pesado y su uso de Mono lo pone en riesgo por patentes, Miro tiene una pobre integración con el escritorio y carece de funciones críticas, y XNoise está en pañales y su metodología de reproducción aún ocupa cambios.

Una multiplicidad de reproductores incompletos no es lo que Linux requiere. Así que pensemos en diseñar un reproductor completo. Lo llamaremos Howl, en honor a Amarok y Banshee, y tendría las siguientes características:

  • Tres librerías: una para música, otra para videos, y una más para imágenes. Planeo crear una solución todo en uno.
  • Descarga automática de letras musicales, como buen reproductor de música.
  • Soporte para scrobble. En vez de irme con Last.FM elegiría Libre.FM, que es libre (el nombre lo dice) y puede pasarle datos al primero, así que poco se pierde.
  • Tiendas de música. Como planeo hacerlo todo libre, se puede empezar con Libre.FM y Jamendo.
  • Ecualizador y cross-fade. Debe ser un reproductor musical respetable. Si se puede, modo para karaoke.
  • Selección de pista de subtítulos, video y audio (integrados o por archivo externo), en particular para videos en múltiples idiomas o con múltiples ángulos.
  • Soporte para podcasts y flujos multimedia, como emisoras en línea.
  • Edición básica de imágenes (recortar, contraste, rotar).
  • Nivelación de audio.
  • Edición de etiquetas en archivos, y sistema de renombrado y movimiento automático de los mismos.
  • Conversión de formatos de archivo, con opciones avanzadas (FPS, pasadas, bitrate, tamaño de imagen, recorte, canales de audio, filtros, pistas y archivos externos)
  • Listas de reproducción, manuales y automáticas.
  • Creación de CDs y DVDs.
  • Sincronización con reproductores portátiles.
  • Buscador inteligente de archivos multimedia, en el disco, en medios extraíbles, o en línea.
  • Soporte para el Sound Indicator de Ubuntu.
  • Y de ser posible, un modo mínimo como el de VLC.

Está bien, parece una carta al niño, pero imaginen si todo eso fuera posible con un solo programa. Sería la killer app de todo escritorio Linux…

Las salidas de Richard Stallman

Estándar

Richard M. Stallman no es solamente el principal precursor del movimiento de Software Libre, es también un criptoanarcoliberal empecinado, que para unos es un extremista para el que nada es más sagrado que la libertad absoluta, para otros un comunista con un mal ocultado parentesco con Iosef Stalin, para otros más un psicópata carente de ética que dejaría espantado hasta a los humanistas más importantes, y para el resto del mundo un loco barrigón con barba, bastante parecido a Hagrid, el de la saga de Harry Potter (serie que, por cierto, no soporta por razones que citaremos luego). Las siguientes son algunas de las salidas (algo hiperbolizadas con propósitos artísticos, pero con vínculo a cada declaración en la medida de lo posible) que ha tenido el coraje de mencionar a lo largo de su controversial carrera:

Las obras de opinión también deben ser libres (o por qué los escritos de Stallman son paradójicamente privativos)

Estándar

Aún no comprendo la postura de Richard Stallman sobre las llamadas «obras de opinión». Según dice, estas tienen una función distinta a las obras culturales, la cual es exponer ideas personales, y por ello no debería permitirse su modificación, para evitar ver tergiversada la opinión expuesta. Una declaración inesperada para alguien que defiende la libre modificación del software a capa y espada (o más bien, a barba y laptop). Y no sólo él piensa así, sino la mayoría de sus seguidores más fieles. Yo, por mi parte, siento que tal declaración es contradictoria y erróneamente fundamentada, y acá expongo mis razones para ello:

  • Los trabajos de opinión también tienen elementos culturales, como cualquier obra literaria. Tómese la obra de Stallman, «El derecho a leer». A pesar de ser a todas luces una narrativa (y por tanto una obra artística), él la clasifica como una opinión y la licencia como tal, por lo que cualquiera que desee continuarla debe pedirle permiso como con cualquier obra no libre. Pero no sólo los cuentos cortos clasificados por error como opiniones son obras culturales. Los ensayos, como obras que son, también se prestan a la interpretación, la mezcla artística y la derivación. Incluso el arte puede tener su componente, velado o no, de crítica personal, sin ser por ello acreedor a un bloqueo artificial contra la derivación. ¿Qué pasa si uno quisiera basarse en un ensayo si se siguiera calificando como no cultural? Otra vez a atenerse a los caprichos del autor, lo que no es para nada conveniente, en particular para los promotores de la cultura libre.
  • Las licencias libres poseen recursos para permitir la modificación de la obra sin tergiversar su autoría. Digamos que alguien quisiera citar este mismo escrito en una obra; tiene entonces derecho a citarme como autor del escrito original y de ningún otro (para evitar, como quien dice, ponerme palabras en la boca), y tampoco puede ponerme como co-autor de lo que escriba para hacerme partícipe de sus ideas sin mi consentimiento.
  • Usar los derechos de autor para impedir la modificación de una obra es un acto decididamente contrario al espíritu del software libre. La libertad por la que aboga este movimiento eventualmente debe expandirse a las demás obras del intelecto humano, o lo que es lo mismo, debe tender a defender también la cultura libre. Para poner un paralelo, si al software se le aplicara la misma restricción pasaría de software libre a mero freeware, ¿y con qué razón ética sería necesario tolerarlo?

La posición de Stallman parece tender más a dificultar disentir sus ideas. Es por eso que mi blog, incluso si es primariamente una obra de opinión, usa una licencia libre: liberar mi opinión no me impide defenderme contra injurias y calumnias, mientras permite el comentario de las mismas. Si no lo hiciera, sería más lo perdido por la sociedad que lo ganado por mi persona.

¿Fandoblaje con Software Libre? ¡Claro que sí!

Estándar

Digamos que le haces al doblaje aficionado, y tienes ganas de mudarse a un sistema Linux (sí, Stallman, quise decir GNU-Linux), pero temes tener que abandonar tu afición por falta de programas para realizarla. Pues te digo que estás totalmente equivocado. Es más, es muy probable que ya hayas usado herramientas de código abierto anteriormente (por ejemplo, Audacity). A continuación, hablaré sobre unas cuantas herramientas que pueden sustituir todo tu flujo de trabajo con programas libres.

  • LibreOffice: Un reemplazo libre a los programas de Office. Útil para escribir guiones.
  • Audacity: Indispensable herramienta para grabar líneas, borrar voces, crear pistas de fondo y colocarles efectos de sonido, para al final generar la mezcla final.
  • Aegisub: LA herramienta para crear subtítulos, creada por fansubbers para fansubbers. No sólo es útil para sincronizar los guiones de forma que los actores los graben usando los subtítulos, sino que con suficiente pericia permiten traducir rótulos, textos, e incluso los créditos.
  • GIMP, Inkscape: El primero sirve para dibujo digital (como Photoshop) y el otro para dibujo vectorial (como Illustrator). Con ellos se pueden crear logos que pueden agregarse al video más adelante.
  • Avidemux: Sus principales usos son grabar los subtítulos en el video, y ajustar la calidad en caso de que el video esté borroso.
  • OpenShot: Una completa herramienta de edición de video, que admite imágenes y efectos diversos. Útil para la mezcla final (después de agregar los rótulos y créditos), y para agregar los logos que dibujaste.

El software libre permite tener un completo sistema de traducción en forma gratuita y legal, lo que lo hace una alternativa inteligente para los grupos de fandoblaje.

Nueve buenas razones para usar Identica

Estándar

Muy probablemente no haya oído hablar sobre Identica. Podemos empezar diciendo que es un sitio similar a Twitter, sólo que hecho con software libre. De seguro pensará qué tiene de conveniente hacerse una cuenta en un clon de un sitio ya bien establecido. Bueno, acá tengo nueve buenas razones para que se anime a inscribirse y enviar su primer dent (el equivalente local del tweet):

  • Compatible con otras redes sociales: Si teme perder contacto con el resto del mundo si se muda, Identica permite enviar sus dents a Twitter y a Facebook, y pronto también enviará sus mensajes de Twitter a Identica.
  • Grupos: Uno de los avances más notables de Identica respecto a Twitter son los grupos. Su uso es similar a los hashtags, pero en vez de usar un “#” al frente, se usa un “!”. Para seguirlos uno se suscribe a la página principal del grupo, que además de dents escritos con la etiqueta del grupo, contiene una descripción del grupo y una lista de seguidores. Después de seguir al grupo, todos los dents con el identificador del grupo aparecerán en su timeline.
  • Auto-actualización: Identica permite que, cada vez que un usuario o grupo que uno sigue escribe un mensaje, aparezca de inmediato en pantalla sin tener que apretar botones a cada rato. Incluso permite pausar el avance para leer los mensajes a su ritmo.
  • Geo-localización: Identica permite identificar de dónde manda el mensaje. No es necesario usar programas especiales o hardware de GPS: incluso con una conexión de línea terrestre, el sistema puede determinar con relativa exactitud el lugar de donde envía el mensaje. Incluso puede desactivar y reactivar la geo-localización con un botón a la par del dent.
  • Imágenes: Identica permite subir imágenes directamente, sin necesidad de otros servicios como TwitPic. Quizá el único problema es que no crea una galería de las imágenes que haya subido, pero es una salvada cuando hay que subir una foto rápido.
  • Conversaciones inteligentes: Twitter no incorporó una vista para ver un tweet y sus respuestas sino hasta hace poco. Aún así, Identica le gana por mucho, incluso ahora. Las respuestas están anidadas según el dent al que responden, algo que Twitter aún no incluye.
  • Estabilidad: En tiempos en que los twitteros dan por un hecho inevitable que la ballena aparecerá tarde o temprano, Identica no ha tenido problema alguno del que se tenga noticia. La compacta comunidad y la robustez de la plataforma han permitido esa proeza.
  • Servicio autónomo: Quizá la característica más poderosa es que, como software libre que es, uno puede montarlo en su propio servidor y comunicarse no sólo con Identica sino con otros servidores similares. Además de la obvia autonomía y privacidad que esto brinda, esto permite configurar el servidor para enviar mensajes de más de 140 caracteres si uno así lo desea.
  • Servicio libre: Y para terminar, no sólo la plataforma se apoya en software libre, sino que además los contenidos de los usuarios tienen licencia libre. No solo eso, gran parte de los usuarios y grupos se dedican a apoyar la cultura libre, ayudar a usuarios de (GNU-)Linux, opinar sobre la actualidad mundial, y colaborar en general con la comunidad.

Como puede ver, Identica es un sitio poco conocido, pero poderoso, y es una excelente alternativa a considerar. ¡Espero que pronto tenga felices dents! Pueden seguir al autor en identi.ca/arkblitz