De la Fundación Mozilla y la presión de pares

Estándar

Hace poco, la fundación Mozilla, creadora del navegador de código abierto Firefox, hizo noticia al declarar que dicho navegador contendría la opción de utilizar un añadido para darle compatibilidad con EME, el standard de restricción anticopia (DRM) que ya es utilizado por Internet Explorer y Google Chrome. El agregado, evidentemente de código cerrado, será desarrollado por Adobe, el creador de Flash, que de hecho está descontinuado en Firefox para (GNU+)Linux desde hace tiempo. Evidentemente muchos han condenado la decisión, considerándolo una traición a los logros que ha buscado Mozilla a través de los años. Sin embargo, hay una razón por la que denomino a Firefox como «código abierto» en vez de «software libre», y es porque esta no es la primera vez que Mozilla capitula a la presión de grupo.
Continuar leyendo

#ResetTheNet: cómo vivir «fuera de la red» sin salirse de Internet

Estándar

Hoy, múltiples organizaciones se han unido para promover el uso generalizado de herramientas que ayuden a la privacidad y la soberanía digital, en un movimiento que se ha denominado #ResetTheNet («reiniciemos la red»). He estado utilizando personalmente muchas de las herramientas que han propuesto, pero honestamente he estado posponiendo mucho el crear una guía para que el tipo común y corriente pueda vivir su vida lo más fuera posible de los mayores silos de información, en particular los más acusados de colaborar con violaciones a la privacidad como serían Google, Facebook, Microsoft, etcétera. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que usando software libre para todo lo que se pueda? La máxima transparencia, y la posibilidad de poder mudarse en caso de que ocurra algo sospechoso en nuestro actual proveedor, son dos detalles de vital importancia para poder confiar en aquellos a quienes confiamos nuestra información. A continuación, una lista de pasos tan sencilla como he podido hacerla para mantenerse seguro en casa, en línea y en el teléfono móvil/celular.

Paso 1: En línea

  • Hágase una cuenta en un proveedor de correo y chat basados en software libre. Recomiendo Autistici/Inventati (basado en Italia pero requiere aprobación previa), OpenMailBox (que además tiene un servicio de hospedaje de archivos), o Riseup (que lamentablemente tiene tres problemas: está hospedado en los Estados Unidos y es propenso a órdenes judiciales, requiere la aprobación de otros dos usuarios actuales de Riseup, y el espacio de almacenamiento de correos es reducidísimo). En cualquier caso, procure mantener el correo lo más vacío posible, y guarde los correos viejos importantes en su propia computadora (por ejemplo, mediante Thunderbird).
  • En caso de que ocupe chatear, es altamente recomendable usar un cliente dedicado, que puede buscar más abajo. Pero si por alguna razón no puede instalar uno, puede usar Converse.js o JWChat.
  • Hágase una cuenta en un proveedor de hospedaje de archivos basado en ownCloud. Recomiendo el provisto por OpenMailBox (que tiene además servicio de correo y chat) y OwnDrive (que ofrece un servicio gratuito de 1 GB y se puede pagar una tarifa cómoda por hasta 500 GB). Estos proveedores además incluyen servicio para lector de RSS (útil para ver noticias), se pueden escribir notas y editar documentos en formato OpenDocument, así como escuchar la música que suba.
  • Hágase una cuenta en una red social libre. La más funcional que conozco es Friendica (muy similar en estructura a Facebook), seguida de cerca por GNU Social, otrora Status.Net (más similar a Twitter). En el primer caso, el servidor más estable es MyFriendica, y en el segundo el campeón indiscutible es Quitter.
  • Cambie su buscador. En un mundo ideal recomendaría mudarse a Seeks (basado en software libre) o incluso instalar YaCy (que utiliza tecnologías P2P para que las búsquedas no dependan de un servidor, sino que se compartan entre todos los usuarios de YaCy). Pero mientras maduran estas herramientas, la mejor opción es DuckDuckGo, que se actualizó recientemente para poder buscar directamente imágenes y videos, utiliza múltiples motores de búsqueda para dar los mejores resultados, despliega resultados directamente en pantalla para búsquedas comunes, y a pesar de estar hospedado en los Estados Unidos procura anonimizar las búsquedas al máximo.
  • Si puede, procure también utilizar otras herramientas basadas en software libre. Apertium es un traductor en línea (con cliente local si se prefiere) basado en software libre, pero que lamentablemente no le llega aún a la altura de Google Traductor. MediaGoblin es un servicio de hospedaje multimedia altamente flexible que puede sustituir a YouTube, Flickr, Instagram, DeviantArt y demás, con un servidor público en Gobblin.se. Ur1.ca es un acortador de enlaces basado en software libre, bastante sencillo, así como las diversas instancias de YOURLS que dan mayor control sobre los enlaces (personalmente uso una instancia pública, corta.co). Si necesita hacer edición colaborativa de archivos en servicios como Google Docs, y el documento es de texto plano, puede considerar usar una instancia de Etherpad, como la que provee Riseup o La Quadrature Du Net.

Paso 2: En casa

  • Considere instalar (GNU+)Linux en su computadora. Si el hardware de su sistema y sus actividades diarias se lo permiten, considere usar una distribución basada 100% en software libre; recomiendo Trisquel para los más novatos. Si no fuera posible, siempre puede instalar ediciones más flexibles de Linux (recomiendo en este caso Linux Mint). No dude en solicitar ayuda para instalar el sistema; hay múltiples foros donde puede despejar todas sus dudas. Tampoco olvide encriptar el disco duro durante la instalación.
  • El sistema operativo traerá por defecto la mayoría de cosas que necesita para una computación segura, pero no todas. Por ejemplo, en Firefox (o sus equivalentes como Iceweasel o Icecat) es recomendable agregar complementos como HTTPS Everywhere (que asegura que todas las conexiones utilicen un canal seguro, aunque solamente entre el usuario y el servidor), o AdBlock Plus (que elimina los anuncios, pero además puede configurarse para evitar que las redes sociales espíen qué sitios se visitan). En Thunderbird es recomendable agregar Enigmail (que permite usar el sistema GPG, que permite verificar el origen de los mensajes y encriptarlos para que terceros no los vean, pero necesita que ambas partes tengan GPG disponible). En el cliente de chat Pidgin (o compatible) hay un sistema similar al GPG, conocido como OTR («fuera de registro» por sus siglas en inglés).
  • Si quiere ir un paso más allá, considere configurar su computadora para conectarse mediante Tor. Este sistema rebota sus datos encriptados mediante múltiples nodos, de tal forma que los servidores no tienen idea de dónde viene su propia información. Sin embargo, usarlo eficazmente requiere más dedicación que los métodos anteriormente mencionados, y para ello es recomendable leer otras guías.

Paso 3: En el teléfono

  • Si tiene un teléfono Android: felicidades, vamos por buen camino. Si tiene un teléfono iPhone o iPad, le recomiendo ir ahorrando para cambiarlo, porque usarlo en forma segura es bastante utópico.
  • Busque si su teléfono tiene disponible «root», es decir, capacidad de recibir permisos de administrador o superusuario. Esto será necesario para el siguiente paso.
  • Busque si su teléfono tiene un ROM disponible. Un ROM es una imagen del sistema operativo del teléfono; está el original del fabricante, y otros basados en software libre que se pueden usar en vez del original. El plan es utilizar uno de los segundos; además de liberar recursos del teléfono que se usarían en aplicaciones del fabricante, esto limita la cantidad de datos que puede recolectar el fabricante de sus hábitos con el teléfono. Recomiendo usar CyanogenMod, uno de los más completos hoy día.
  • Aplique los parches para conseguir el «root» en su teléfono, y luego instale el ROM correspondiente. Tenga cuidado, sin embargo, puesto que no conocer el procedimiento apropiadamente puede dejarlo con el teléfono muerto y convertido en un caro ladrillo, y además la mayoría de los fabricantes le denegarán la garantía por realizar este procedimiento, tenga éxito o no. (En algunos casos basta con respaldar el ROM anterior y deshacer los cambios para aplicar la garantía de nuevo, pero no en todos.) Al igual que en su computadora, usted puede también encriptar el dispositivo después de la instalación.
  • La mayoría de ROMs requieren que el usuario instale las aplicaciones de Google (conocidas como GApps) por aparte. Si no requiere usar aplicaciones de Google Play, procure no instalar las GApps; para instalar aplicaciones, recomiendo usar F-Droid, un repositorio alternativo de aplicaciones que contiene solamente software libre para Android.
  • Ya que tenga su teléfono parchado, puede instalar varias aplicaciones. Si quiere un navegador que sincronice sus pestañas entre el teléfono y el escritorio, instale Firefox para Android. Si quiere sincronizar sus contactos en vez de mantenerlos en el teléfono o en los servidores de Google, instale DAVDroid (es de pago en Google Play pero gratis en F-Droid), y luego use el servidor de ownCloud que haya elegido para sincronizar sus contactos y citas (el procedimiento es algo complicado porque hay que repetirlo para cada una de las dos funciones, pero hay guías para realizarlo). Si quiere sincronizar archivos, instale ownCloud para Android (mismo caso que DAVDroid), y para revisar noticias instale ownCloud News (mismo caso que ownCloud). Para chatear tiene disponible múltiples aplicaciones: Xabber, Beem, ChatSecure

Paso 4: En su comunidad

  • Desafortunadamente, estar «fuera de la red» significa que debe volver a buscar a sus contactos personalmente, y convencerlos de seguir los anteriores pasos para que sigan en contacto con usted. No se sorprenda si halla que nadie quiere mudarse con usted; esto es perfectamente normal, porque no hay aún masa crítica ni medios para concientizar a la gente para que se mude. Pero el día de #ResetTheNet viene precisamente a traer esa masa crítica; mientras más gente conozca al respecto, mejor.

Un año de Proyecto N, y un nuevo proyecto de NaNoWriMo

Estándar

Inglés: A year of Project N, and a new NaNoWriMo project

Hoy es 1º de noviembre. Resulta ser el día justo después de Halloween, alias el All Saints’ Day, también resulta ser el Día Mundial del Veganismo (¡sigan con la buena causa, gente!), y, lo más importante, marca el inicio del Mes Nacional de Escritura de Novelas alias. NaNoWriMo. En un día como este, pero del año 2012, empecé a escribir Proyecto N, y a la fecha es una de las novelas de ficción bajo licencia copyleft más grandes de las que tenga noticia. Mil palabras por día por más de trescientos días. Fue un proyecto que realmente disfruté escribir, uno que había estado planeando durante mis años de adolescencia de hecho, y uno que espero ser capaz de terminar de revisar (estaré listo alrededor de julio del año entrante, si mantengo el mismo ritmo).

Hoy, por supuesto, comenzó un nuevo mes de escritura, así que decidí empezar algo más simple. Una novela breve que trata sobre varios temas que habían estado en mi cabeza durante los últimos días. Una novela que preliminarmente llamaré El Hombre Que Compró Una Mariposa (o en inglés, el idioma que escribiré la novela, The Man Who Bought A Butterfly). La historia es parcialmente controversial, parcialmente romántica (espero), y trata de un hombre de negocios que termina contratando a una sirvienta asiática que ofrece… «servicios especiales», como ella los llama. Por qué eligió ella trabajar allí, y cómo vive él con ella, son los temas que intentaré desarrollar en este «one-shot».

Como con Proyecto N, este tendrá licencia GPL con excepciones, así que mejor revisen esa otra novela si quieren leer la licencia. Y claro está, la versión actual, que será actualizada a diario (eso espero) en este enlace.

A year of Project N, and a new NaNoWriMo project

Estándar

Spanish: Un año de Proyecto N, y un nuevo proyecto de NaNoWriMo

Today is November 1st. It happens to be the day just after Halloween a.k.a. the All Saints’ Day, it also happens to be the World Vegan Day (keep up the good cause, guys!), and, most importantly, it marks the beginning of the National Novel Writing Month a.k.a. NaNoWriMo. On a day like this, but of year 2012, I began writing Project N, and to date it’s one of the largest copyleft-licensed fiction novels that I’m aware of. A thousand words per day for over three hundred days. It was a project that I really enjoyed writing, one that I had been planning during my teenager years in fact, and that hopefully I’ll be able to finish proofreading (I’ll be done around July of the next year, if I keep the same rhythm).

Today, of course, a new writing month began, so I decided to start something simpler. A brief novel that deals with some topics that had been in my head for the last few days. A novel that I’ll preliminarily call The Man Who Bought A Butterfly. The plot is partly controversial, partly romantic (hopefully), and it deals with a businessman that ends up hiring an Asian homemaid that offers… «special services», as she calls them. Why did she choose to work there, and how does he live with her, are the topics that I’ll try to develop in this one-shot.

As with Project N, this will be licensed GPL plus exceptions, so better check that other novel if you want to read the license. And of course, the current version, which will be updated daily (so I expect) on this link.

I’ve just released (the draft of) a light novel

Estándar

Spanish: Acabo de sacar (el boceto de) una novela ligera

It all began a November 1st, when I found out about the United States’ National Novel Writing Month (or NaNoWriMo), where people are challenged to write a 50,000-word novel during that month. I had an idea in my head, growing for many years, and though I had made several tries before, I had left them abandoned. The idea was to release a comic book, Japanese-style. But first, learning from the experience of many series, I had to write the story. And what a better way to do so than with a light novel? Continuar leyendo

Acabo de sacar (el boceto de) una novela ligera

Estándar

English: I’ve just released (the draft of) a light novel

Todo empezó un primero de noviembre, cuando me enteré del Mes Nacional de Escritura de Novelas de los Estados Unidos (NaNoWriMo, por sus siglas en inglés), en que retan a la gente a escribir una novela de 50.000 palabras durante ese mes. Yo tenía una idea en la cabeza, madurando durante varios años, y aunque había hecho varios intentos antes, los había dejado abandonados. La idea era sacar una historieta al estilo japonés. Pero primero, aprendiendo de la experiencia de varias series, tenía que escribir la historia. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que con una novela ligera?

Continuar leyendo

Caída Libre: una obra para imaginar

Estándar

Caída Libre es una obra un poco difícil de describir. Para empezar, puede decirse que se compone de tres obras independientes, pero estrechamente relacionadas: una serie de cuentos cortos, un EP musical, y la última en salir, el corto cinematográfico. Todas cuentan una faceta de la historia de un niño: Ramón, un escolar cualquiera de nuestra Costa Rica, que tiene el sueño de convertirse en un astronauta. Pero es un sueño que tiene todo en contra. Su padre los dejó y se fue del país, dejando solamente pensiones alimenticias y tarjetas de felicitación como recuerdo. En la escuela, está decididamente en el piso de la cadena de mando que forman los matones de la clase. Y su sueño es considerado por todo el mundo como una gran pérdida de tiempo. ¡No hay campo para dos astronautas costarricenses en este mundo! ¿O sí?

El gran evento alrededor del cual giran todas las partes es la forma en que Ramón intenta cumplir su sueño. Una noche de tantas, mientras nadie miraba, se escabulló a la piscina del barrio, para experimentar bajo el agua la ingravidez del espacio. ¡Por algo se empieza! Pero, de repente, la obra toma un giro real-maravilloso, cuando una aparición inesperada sorprende al niño…

El final de todas las partes es muy abierto, y acá entra otra de las grandes curiosidades de la obra. Esta es la primera obra multi-medio, que me conste, que se realiza en nuestro país bajo licencia libre (CC-By para ser más precisos). Es un gran avance que hayan subido muchas de las fuentes del proyecto en línea. Y con eso quiero decir guiones, tomas en bruto, tomas tras post-producción (aunque dudo que haya sido editada con software y formatos libres, pero es un avance), e incluso el presupuesto y papeleo legal. ¿Por qué tomarse la molestia? Porque el objetivo de la obra, el cuarto gran componente del proyecto si se quiere, es que cada persona que lo desee se base en esta historia para terminarla. Admiro que la autora, Andrea Morales, está muy consciente de la esencia de la cultura libre. Y ambos esperamos que alguien publique su propia versión del final, algún día… ¿tal vez el lector de estas palabras quiera resolver el misterio?

The manager’s superfluous

Estándar

Español: El gestor sale sobrando

Every artist or group with certain fame has surely been taught about the usual distribution method, namely through a manager. In this system, there are six or seven parts:

  • The author or group.
  • The production, which is in charge of creating the work; it can be a recording/movie/animation studio, post-production, etcetera.
  • The manager, who nominally is in charge of managing the other parts to have the work reach its destination.
  • The distributor, that, as the name implies, distributes the work, whether by recording it in a physical format, or by placing the digital download servers.
  • The store, digital or physical.
  • The client.
  • Depending on the market, the locator, who translates the work and occasionally adapts it for the target market. Curiously, music is seldom translated.

Well then, there’s a little big problem, and it’s that the manager often chops down expenditures to raise the earnings:

  • Making the artists to sign contracts where they surrender their rights, often paying them little or nothing, and disrespecting the author’s artistic vision routinely.
  • Lowering the production budget, knowing that the bad quality can be compensated with aggressive advertisement.
  • Only authorizing distributors that accept their terms, only for a limited time, and sometimes only if they guarantee minimal earnings; if there are no distributors in  an unprofitable region, bad for them.
  • Demanding drastic measures to stores to prevent «content leaking».
  • Cutting localization budgets for the same reasons that production budgets are cut.
  • And, to finish, limiting the client with all sorts of reproduction, redistribution and derivation restrictions.

In the end, the manager is over-controlling, and has only been tolerated because, historically, it has been the only road to fame. But it happens that new independent distribution methods have appeared, such that the artist can manage several of the steps on its own, and so the historical manager’s now superfluous.

  • The artists can become their own producers and assure that their artistic vision will be kept.
  • They can use free distribution and advertisement services, that don’t restrict the work geographically.
  • They can make their own digital stores, or managing their sales in others stores, digital or physical, that are not under the exclusive control of managers.
  • They can commission their fans to translate their works, as they do today in a para-legal form.
  • And, most importantly, they can have a deep relationship, not with clients, but with fans.

Managers promise fame and fortune, and rarely do they accomplish their promises. Now that it’s finally viable, it’s time for art to start self-managing.

The several levels of Black March

Estándar

Español: Los varios niveles del Marzo Negro

Hopefully you already know about the Black March initiative. For those who haven’t, I’ll recap quickly: the semi-clandestine group Anonymous plans to boycott next March the so-called «content industries», that is, the creators and providers of entertainment, whether music, movies, books, etcetera. However, the diverse factions of the group and its allies have split on two levels of boycott: one, the merely economical boycott, and the other one, a more ideological boycott.

Level 1: economical boycott

  • Not purchasing albums, books, movies, programs, games, concert/match/event tickets, etcetera
  • If possible, unsubscribing at least temporarily from pay-per-use entertainment services (newspapers, cable, streaming, etc.)

This level was the one originally proposed by Anonymous. Unfortunatel, staying at that level would have a next-to-zero impact: people who support download sites (like Megaupload) and torrent services already don’t carry out any of the before-said actions. This is why several voices have proposed the second level.

Level 2: ideological boycott

  • Refrain from downloading, playing or using albums, books, movies, games, programs, etcetera, whether legally or illegally
  • Refraining from visiting free streaming sites (e.g. YouTube, GrooveShark, etcetera)
  • Not attending free events
  • Refrain from entering sites whose content is copyrighted (including newspapers and opinion sites)
  • If possible, storing receivers like TV and radio
  • If possible, replacing all copyrighted programs with freedom-compliant alternatives (including especially the operative system)

This level has a world of difference compared with the former. Especially because, seemingly, it implies to deprive oneself of all sorts of entertainment for a whole month. Nobody expects a majority to carry on such a sacrifice… because it’s unneeded.

Has somebody heard about the copyleft culture? Originally it was applied to programs, and thanks to that several operative systems appeared, like the GNU OS and/or Linux, but then it extended to all sorts of applications and finally to the culture. For example, several of the artists who publish their works under Creative Commons licensing (although, by the way, I warn that not all of them do, for several reasons). There’s good and plenty of music, good movies (although not so many, in this moment), and good books under a freedom-compliant license in this moment.

Well, to the point. I’ve been personally compilating a long list of music, movies and books, all free to be redistributed and readapted without any further restriction besides keeping said freedoms. If I could contact a high command of Anonymous, or at least the administrators of download and torrent sites, for convincing them that, during that month, they changed their links with only free culture, carefully compiled, then we would cause a movement never seen before.

A full month where internauts would discover that not every work has restrictions. A month where free culture will be fortified. A month where, who knows, people will get animated to free their own works.

A month where the impact that Anonymous expected with the Black March will pass from meagerly decreasing the resources to the stubborn entertainment titans, who dream with a world where ideas are in an archipelago of a thousand faraway pillars, to removing the strap off the eyes of thousands, millions of internauts, who will discover a new way to be, have, and make culture, a more democratic, more reasonable system.

And that’s a world of difference.

Manifiesto del Marzo Negro

Estándar

PREFACIO

El presente manifiesto fue escrito por mi persona como base ideológica para el Movimiento del Marzo Negro, propuesto por el grupo de hacktivismo Anonymous (del cual, aclaro, no formo parte), el cual se desarrolló durante el mes de marzo del año 2012. Este movimiento procuraba boicotear al sistema de derechos de autor, y procurar reemplazarlo por un sistema basado en la cultura copyleft. El objetivo falló drásticamente debido a la falta de conocimiento general sobre el tema, pero el manifiesto queda aquí para la posteridad. La versión original, a la fecha de edición de este artículo, sigue hospedada en la red social distribuida Diaspora.

CONSIDERANDO

  • Que el régimen de monopolio intelectual, vigente durante gran parte de la segunda mitad del segundo milenio, y en particular durante los últimos cien años, poco ha ayudado a cumplir su cometido original, que es el de promover las ciencias y las artes;
  • Que su existencia ha causado que un grupo minoritario controle las fuentes de información y cultura de la mayoría, en forma unilateral y perjudicial para esta; que también unilateralmente, aquella misma minoría ha demandado al gobierno, y logrado en múltiples ocasiones, extender indefinidamente los privilegios temporales que esta les otorga a aquellos, ganando así más facultades e influencia de las requeridas para funcionar, en una suerte de círculo vicioso;
  • Que dichas extensiones tienen como costo la pérdida gradual de libertad, soberanía, privacidad y seguridad de la ciudadanía;
  • Que la influencia que tiene esta minoría sobre la mayoría ha logrado manipular la ideología de las masas a favor de los intereses de las corporaciones y sus aliados;
  • Y que, si este sistema no es enfrentado enérgicamente, acabará por poner en bandeja de plata a la población en general en manos de los caprichos corporativos de unas cuantas empresas;

DECLARAMOS:

  • Que la ciudadanía en general tiene el derecho y el deber de conocer acerca del sistema de monopolio intelectual, su balance entre beneficios y perjuicios, los abusos a los que es sujeto, y las alternativas al mismo;
  • Que la ciudadanía no debe depender de la voluntad de los gobiernos para recuperar sus derechos, y debe procurar el desarrollo por su cuenta de invenciones, obras culturales, de expresión y educativas que sean de libre distribución y modificación (en adelante referidos colectivamente como «cultura libre»), como alternativa a los grupos monopólicos y protesta contra el sistema que les da poder;
  • Que la difusión de la cultura libre debe ser lo más democrática posible, y por tanto no puede depender de herramientas bajo monopolio intelectual para su difusión y modificación;
  • Que se han de usar los medios de comunicación en forma tal que la ciudadanía prefiera la cultura libre, tanto por sus ventajas técnicas como por las éticas, y eventualmente la adopte en forma exclusiva;
  • Que la cultura libre demanda medios de comunicación propios, democráticos y respetuosos de la privacidad, los cuales serán usados eventualmente como principal medio de difusión de la cultura libre;
  • Que la derivación es importante para el desarrollo de nuevas ideas, y han de aprovecharse los recursos de cultura libre ya existentes como base para desarrollar recursos actualizados o nuevos, sin descartar la importancia de las ideas originales.

Firmado en los sistemas interconectados que forman la red de redes, durante el llamado «Marzo Negro», el 31 de marzo del año 2012.