Llevando la remezcla al máximo: cuatro artistas de la adaptación musical

Estándar

Es bastante inusual decir que una obra basada en otra pueda llegar a ser original, disfrutable, mucho menos mejor que la obra en que se basó originalmente. Una cruel derivación del principio de Pareto implica que 8 o 9 de cada 10 obras derivadas, o remezclas, terminan siendo abismalmente peores que las originales, pero las siguientes son cuatro muestras de exactamente lo contrario, demostrando la importancia de la remezcla para el progreso de la cultura. Si quieren ver más de cada uno de estos, por cierto, cada título enlaza a sus respectivos canales de YouTube.

Scott Bradlee & Postmodern Jukebox

Scott Bradlee es un compositor y pianista que, junto con su banda, han saltado a la fama con sus remezclas de música moderna adaptada al estilo de principios del siglo 20. Y, en muchos casos, la crítica coincide en que varias de las piezas que han adaptado son mucho mejores que las originales, un triste recordatorio del estado de la industria musical contemporánea.

Andy Rehfeldt

Este artista es un experto en tomar una canción cualquiera, cambiar su género musical y terminar con algo fresco, a veces confuso, a veces glorioso, pero siempre digno de atención. Igual toma música pop y la convierte en Death Metal, como hace lo contrario con versiones “estilo Radio Disney” de los clásicos del rock pesado. Así como saca versiones más fieles a las notas que cantan los raperos, igual les saca versiones Country.

Oleg Berg

Un señor de origen ucraniano que, con sus conocimientos musicales, intercambia la escala de canciones famosas (y otras no tanto). Una canción alegre, en escala mayor, se vuelve deprimente o pesada cambiándola a escala menor, mientras que una canción melancólica en escala menor se vuelve inusitadamente vivaz al cambiarla a escala mayor. Y esto resulta en canciones cuyo impacto emocional varía grandemente del original.

Wax Audio

Y termino esta reseña con un género que ha estado empezando a brotar, el del Mashup, donde se toman dos canciones, y se mezclan sus letras y músicas de tal forma que forman una canción combinada. Hay múltiples artistas del Mashup, pero uno de los más famosos y establecidos es este, el grupo australiano Wax Audio.